Quieres autoCultivo?

domingo, 16 de mayo de 2010
LA PLANTA. EL LUGAR PARA EL CULTIVO. LOS SUBSTRATOS.

La Planta:

El cáñamo es una planta herbácea de la familia de las cannabáceas. La marihuana y el cáñamo son la misma planta, la “cannabis sativa” de la cual podemos encontrar múltiples variedades. La diferencia estriba tanto en el tamaño de la planta, el número de cogollos, la forma de las hojas, aroma, etc., como en la cantidad de resina y su contenido de THC (tetrahidrocanabidol) que es la sustancia psicotrópica presente en ella.


Según la variedad que cultivemos obtendremos diferentes efectos al consumirla:

Las variedades denominadas INDICAS, originarias de Asia y Norte de Afrecha, presentan unas hojas anchas con cogollos gordos en época de floración y no suele alcanzar mas de 2 metros de altura. En general, tienden a producir un estado de relajación física.

Las variedades denominadas SATIVAS, originarias de África, Sudamérica y Sureste Asiático, presentan hojas más finas, cogollos más delgados y mayor altura (entre 2 y 4 metros. Su efecto es más cerebral y nos mantiene más activos.

También existe la posibilidad de cultivar las denominadas HÍBRIDAS que buscan características de una u otra variedad.
EL LUGAR:


A la hora de elegir el lugar, tenemos que prestar atención a la luz, para ello debemos disponer de un lugar donde reciba cómo mínimo entre 5 y 6 horas de sol directo, preferentemente orientado hacia el sur y lejos de las miradas de extraños.

Calcularemos un espacio de 1m cuadrado que será lo que alcance la planta adulta en exterior.

La temperatura ideal está entre los 18º y los 30º. En Canarias las temperaturas se mantienen a lo largo del año, por lo que las plantas no se verán sometidas a cambios bruscos de temperatura.
LOS SUBSTRATOS:




Podemos plantar en tierras que reúnan unos mínimos de calidad, son adecuadas la turba, la fibra de coco y en general todas las que se utilizan en jardinería, siempre que permitan una buena aireación de las raíces y un buen drenaje del agua de riego. Evitaremos utilizar substratos ya usados o de calidad dudosa.

Otra opción es la de hacer una mezcla de substratos que proporcionen mejores resultados, añadir al substrato una tercera parte de perlita (material blanco parecido al corcho blanco) ayuda a airear la tierra. Para facilitar el drenaje, colocaremos una capa base de picón o grava gruesa cuando vayamos a preparar la maceta.

COMENZAMOS A PLANTAR.
LOS CICLOS DE LA PLANTA. GERMINACIÓN, CRECIMIENTO VEGETATIVO Y FLORACIÓN.
Las Semillas:


Para asegurarnos unas plantas de calidad y que nuestro esfuerzo de buenos resultados, no es aconsejable plantar semillas de dudosa procedencia o las que encontremos en algunos cogollos. En los bancos de semillas especializados, grows o a través de otros cultivadores, encontraremos un mínimo de calidad y confianza en el producto. Las buenas semillas son de colores diversos, según el origen de la planta, pero suelen ser atigradas y no de gran tamaño.
Germinación:


Para germinar una semilla se necesita agua, calor y oscuridad. Las dos maneras más comunes de germinar las semillas son:
Directamente en tierra:
En un vasito de plástico o de yogurt, hacemos unos agujeritos, ponemos el substrato y lo regamos. Con un palito fino ( de dientes o un fósforo) escarbamos unos 5milímetros, ponemos la semilla y la cubrimos. El substrato debe mantenerse húmedo y cálido, no debemos dejar que se seque, eso sí, sin llegar a encharcarlo. Dependiendo de la edad de la semilla (las mas viejas tienen poca probabilidad de germinar) la planta empezará a brotar entre los 2 y los 7 días.





En servilletas húmedas:
Colocamos las semillas entre dos servilletas de papel de cocina humedecido en agua y lo ponemos encima de un plato, en un lugar oscuro. Debemos controlar diariamente que las servilletas no se sequen. Al brotar la raíz, necesitara un poco de luz, y mantener la humedad, cuando ésta raíz mida un centímetro podemos pasarla a una macetita.








La plántula:





Durante las primeras semanas de crecimiento, las plantitas van creciendo lentamente... primero aparece un tallito con dos hojitas ovaladas (cotiledones) y luego, poco a poco, van brotando los primeros los primeros pares de hojas reales. En estos primeros días, hasta el 4º ó 5º par de hojas reales, la planta solo necesita agua y calor, aunque sin excesos... evitaremos tener la tierra permanentemente húmeda, para que la raíz respire lo suficiente y el tallo no se pudra víctima del ataque de un hongo llamado alternaria.

Aproximadamente 2 semanas después de la germinación, la planta ya tiene de 5 a 6 pares de hojas y empieza a crecer rápidamente, a esta etapa la llamamos crecimiento vegetativo.

Crecimiento vegetativo y trasplante:


Cuando acaba la fase de plántula, la marihuana comienza a crecer rápidamente. A parte del agua, la luz y los abonos, la planta necesita también espacio para desarrollar sus raíces, por lo que debemos trasplantarla varias veces a lo largo de su vida.
La planta ya ha alcanzado de 5 a 6 estadios de hojas reales. Buscamos una maceta, no muy grande y la preparamos con una base de picón y un substrato al cual le añadimos un abono orgánico rico en nitrógeno, que también puede ser administrado en el riego. La cantidad de tierra la calculamos en función de la altura a la que debe quedar la planta.
Humedecemos la tierra de la maceta que contiene la planta.

Con la palma de la mano abierta sujetamos entre los dedos la base del tronco.

Le damos vuelta a la planta y golpeamos suavemente con la otra mano todo el exterior de la maceta, para que salga todo el amasijo de tierra y raíces como si fuera un flan.

Rápidamente, para evitar que las raíces se dañen por la luz, la metemos dentro del contenedor nuevo y rellenamos.

El trasplante es muy importante durante el crecimiento vegetativo ya que debemos dejar que las raíces se desarrollen sin impedimentos. Una manera de saber cuando trasplantar, es el momento en el que la planta dobla la altura de la maceta. Entonces es el momento de pasarla a una maceta mayor.

El sexado:


El sexado de una planta de cannabis es una tarea sencilla y necesaria, hay que tener en cuenta que si no se sacan los machos del cultivo, éstos pueden polinizar a las hembras, cuando sucede esto, los cogollos que nos den las hembras estarán llenos de semillas... un proceso de la naturaleza que a nosotros no nos favorece para nada.

¿Cómo diferenciar la planta macho de la planta hembra?

Observemos la planta a partir del 7º- 8º internudo, comenzaran a salir unas preflores milimétricas junto a la unión de las ramas con el tallo.
El macho:


Podremos apreciar unas pequeñas bolas colgando del tallo, se trata de una flor inmadura. Si no se está seguro se puede esperar un poco más, pero se corre el riesgo de que estas bolas se abran mostrando los cinco pétalos y el estambre cargado de polen.












La hembra:


De la hembra brotarán unos filamentos blancos, como pelitos, son los pistilos, que irán aumentando de tamaño y cambiando de color, a medida que avance la floración.



La floración:

Cuando los días empiezan a hacerse mas cortos y las noches más largas, la planta empieza a desarrollar sus flores. En ese momento se interrumpe el crecimiento vegetativo y la planta concentra toda su energía en la producción de cogollos. El tiempo de floración oscila entre las 8 semanas en las variedades indicas más puras y las 14 semanas de las sativas.

El desgaste de energía debilita las hojas y empezarán a amarillear ya que la planta a parte de necesitar mucha luz solar utilizará los nutrientes de las hojas para el desarrollo de los cogollos. Es el momento de cambiar los fertilizantes y utilizar un abono rico en Fósforo y Potasio. En cuanto al riego lo ideal, es utilizar agua reposada sin cloro y esperar a que drene la maceta. Esperamos a que termine de salir el agua por los agujeros de la maceta y volvemos a regar con un poco de agua destilada o mineral, hasta que vuelva drenar.



Durante la floración debemos procurar no utilizar ningún producto químico, en especial pesticidas y los abonos químicos, los primeros son tóxicos si los fumamos y los segundos afectarían al sabor de los cogollos.

Hay que evitar que los cogollos se humedezcan ya que se formarían hongos y se pudrirían, si esto sucede hay que tirarlos. Si vemos cogollos mojados, los sacudimos para que se sequen, también es conveniente, separarlos unos de otros, con delicadeza, para que estén mas ventilados. Un buen preventivo contra todo tipo de hongos, es pulverizar toda la planta con infusiones de cola de caballo.

En los últimos 15 días de la floración, lavaremos bien la tierra, con el doble o triple de agua que la capacidad de la maceta y le damos el último abono. A partir de ese momento, solo regaremos con agua.

AGUA, RIEGO Y ABONOS.
El riego:


Durante las primeras semanas de crecimiento de las plantas, las raíces, para crecer bien, deben de estar suficientemente aireadas (oxigenadas. Uno de los principales fallos que se cometen a l principio es precisamente el exceso de riego. ¿Cómo saber entonces la frecuencia de riego?, Pues muy sencillo: tocaremos la tierra y cuando notemos que la primera capa está seca, regaremos con mesura...
El agua:


En las islas no disponemos de mucha y en muchos casos la que tenemos procede de potabilizadoras. El agua del grifo suele contener altos niveles de sales alcalinas, sodio, cloro (que genera un suelo ácido), etc. El ph suele ser también bastante alto. La capacidad de absorción de potasio (indispensable en el periodo de floración), magnesio y calcio, se ve mermada por culpa de estas sales acumuladas en el agua. Durante la floración, momento en el que las hojas comienzan a debilitarse debido al crecimiento de los cogollos, notaremos también los efectos de la calidad del agua.
Existen varias maneras de mejorar el agua:
Eliminar el cloro, dejando reposar el agua de riego un par de días para que éste se evapore.

Añadir un poco de vinagre, limon... al agua en el momento de regar para bajar el ph. Hay que hacerse con un medidor de ph, porque un agua muy baja en ph tb es negativo para un normal crecimiento del cannabis, lo ideal es un Ph entre 6 y 7.

Los abonos:


Una buena nutrición es la mejor defensa contra las enfermedades y permitirá a la planta desarrollarse al máximo. A través de las raíces, la planta absorbe agua, oxigeno y nutrientes.

Una tierra porosa garantiza el aporte de oxígeno, el riego proporciona el agua y los abonos los nutrientes.

Los principales nutrientes que necesita la marihuana son:
Nitrógeno...N
Fosforo..... P
Potasio...... K

Otros nutrientes secundarios son:
Calcio
Azufre
Magnesio

...Y los micronutrientes:
Hierro
Zinc
Manganeso
Boro
Cobalto
Molibdeno
Cloro

Utilizaremos abonos orgánicos o biológicos .Los fertilizantes comerciales indican la cantidad de nutrientes que contienen, en cada periodo de la planta explicaremos la cantidad de nutrientes que necesita. Para evitar la mala administración de los abonos, conviene seguir las instrucciones de cada fabricante. Hay que tener en cuenta que siempre es mejor quedarse corto que pasarse, ya que se corrige mejor una carencia de nutrientes que un exceso, si esto último llegara a ocurrir, la: .Solución es regar la maceta durante un largo rato para que el agua drene y arrastre el exceso de fertilizantes.

Y POR ÚLTIMO...
COSECHAR. SECAR. CURAR. CONSERVAR.
La cosecha y secado de la planta:

Hay varias maneras para saber si es el momento de la cosecha :

Normalmente la cosecha se realiza alrededor de dos meses después de haber empezado la floración, pero lo ideal es fijarse bien en la planta…pues según las especies este tiempo se puede acortar o alargar, lo ideal es fijarse bien en:
La flores: Cuando la mayoría de las flores se vuelven marrones y el crecimiento de nuevas flores se ha detenido.

Los trikomas: cuando éstos, en un 20 %, están oxidados, esto es cuando adquieren el color marron, (los trikomas de entrada aparecen como unos chupachups transparentes, que con el tiempo se van llenando adquiriendo una apariencia lechosa, con el tiempo tiende a tomar ese color marrón u oxidación)

Las hojas más grandes, que no tienen resina, se pueden quitar antes de poner la planta a secar. A medida que las ramas vayan madurando, las iremos cortando.

Con una tijeras se manicuran las hojas medianas y las pequeñas que sobresalgan de los cogollos y que se aprecie que no estén cubiertas con glándula de resina; es importante no manosear los cogollos para evitar que las glándulas de resina se rompan malogrando la buena conservación de ésta.

Para secar la hierba, colgamos las ramas o los cogollos sueltos ya separados boca abajo en un lugar oscuro, fresco, seco y ventilado. El secado durará de 1 a 3 semanas, dependiendo del clima. La potencia y calidad del producto, dependerá del secado.


Curado:
Una buena curación es imprescindible y se desaconseja cualquier método de curado rápido, como ya explicamos, cuanto más lento sea el secado, mayor potencia tendrá la hierba. El curado consigue que la hierba se seque más despacio.

Una buena forma de curar es meter la hierba en cajas metálicas o de madera (no de plástico) y abrirlas una o dos veces al día. De ese modo se ralentiza el proceso de secado mejorando el sabor e intensificando el proceso de oxidación que hace que la resina cobre las propiedades psicotrópicas.

La duración del curado varía según el lugar en el que se realice y el grosor de las colas y cogollos, el sitio ideal seria similar al que se usaría para secar tabaco.

Hay que vigilar la hierba a diario por si apareciera moho, las condiciones de curado pueden hacer que aparezcan hongos si no se abre la caja para que se airee. Si encontráramos hongos, hay que sacar los cogollos de la caja y colgarlos al sol.
Conservación:

Una vez la hierba está bien seca, cuando el tallo se quiebra, se puede meter en tarros de cristal que cierren herméticamente y conservarla en un lugar fresco y oscuro meses e incluso años. El contacto con la luz, el aire y el calor, es lo que hace que la hierba pierda la potencia.

2 comentarios:

Tomy dijo...

AGUANTE EL AUTOCULTIVO!

desde hace unos años con mis amigos cultivamos siempre, indoor pq no tenemos lugar para hacerlo afuera.. y es la q va!

Badseed dijo...

Viva, muito interessante o artigo ;), pareceu-me que faltou abordar um assunto; qual a melhor altura para plantar?

Cumprimentos